Caja3, integrada por Cajacírculo de Burgos, celebra su primer consejo de administración

Sus representantes destacan que el Grupo es el único que no ha recurrido a las ayudas del FROB

El Grupo Caja3, constituido por Cajacírculo de Burgos, Caja Badajoz y CAI de Aragón, ha celebrado en Mérida su primer consejo de administración, tras el cual sus máximos responsables han destacado que es la única fusión que no ha necesitado recurrir al dinero público del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) lo que les permitirá iniciar su andadura “libre de las cargas y condicionantes” que implicaría el haber recurrido a financiación del Estado.

Esto significa también que las prejubilaciones que se emprendan en los próximos ejercicios se llevarán a cabo con los recursos propios de las entidades, es decir, sin recurrir al “dinero del contribuyente”, como ha precisado el consejero delegado de Caja3, Luis Miguel Carrasco (de la CAI), nombrado en la reunión de este jueves en la capital extremeña. Por su parte, el vicepresidente primero de Caja3 y presidente de Caja Badajoz, Francisco García Peña, ha destacado la “cultura muy similar” de arraigo al territorio de las 3 entidades constituyentes del nuevo grupo, un modelo que les ha dado “excelentes resultados” y que se va a mantener, aunque a partir de ahora se abran nuevas posibilidades de negocio.

El logo visual de Caja3 -nombre que se escribe con el 3 subido y a menor cuerpo, a modo del signo matemático de ‘elevado al cubo’- es un dado del que se muestran 3 caras, una en color rojo, otra en naranja y otra en amarillo, colores distintivos respectivamente de Cajacírculo, CAI y Caja Badajoz.

Protección a los trabajadores

El presidente de Caja3 (y de Cajacírculo), José Ignacio Mijangos, ha valorado especialmente que de la unión “no van a salir perjudicados” los trabajadores de las cajas, sobre todo si se tiene en cuenta que apenas hay solapamiento de oficinas, dada la distancia geográfica que ha separado a las tres entidades constituyentes. Posteriormente, el consejero delegado ha precisado que dejarán de trabajar en las 3 cajas un total de 273 personas en los próximos 3 años, con la salvedad de que buena parte de estos trabajadores cumplen 65 años en dicho período, lo que significa en realidad una “mera jubilación”. Además, el resto cumple a lo largo de dicho trienio 60 años, que es la edad habitual de jubilación en el sector.

El vicepresidente segundo de Caja3 y presidente de la Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón (CAI), Juan María Pemán, ha puesto en valor, entre otras circunstancias, la “solidez financiera muy clara” del grupo y su “posición muy holgada y muy cómoda” en liquidez, cuyo ratio -ha apostillado después Carrasco- multiplica por 4 la media del sector.

En cuanto a la solvencia, cumple los requisitos de Basilea III, acuerdo internacional que establece las condiciones que han de cumplir las entidades financieras desde 2018 en adelante.

Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido