‘Cholo’ Simeone, su modelo de liderazgo

Por: Félix Alberto Sanz
'Cholo' Simeone, entrenador del Atlético de Madrid.
‘Cholo’ Simeone, entrenador del Atlético de Madrid.

El sábado me dijo una persona que tras el palo que había dado a los atléticos con mi crítica al estilo de liderazgo de Aragonés les debía un post sobre su referente actual, el Cholo Simeone. Pues aquí está.
Quiero empezar mostrando mi más absoluta admiración por su manera de liderar un grupo de personas, a priori con menos cualidades que 2 de sus competidores, hasta transformarlo en un verdadero equipo que ha superado cualquier tipo de expectativa previa.

Fijémonos en algunos detalles clave en su manera de liderar para que nos sirvan de modelo y poder mejorar nosotros como líderes.
Un primer aspecto para haber sacado el máximo rendimiento de su equipo es su capacidad de generar energía y transformarla en entusiasmo. Recuerdo al Simeone jugador como un generador de energía atómica que no siempre canalizaba en términos positivos. Sin embargo, el Simeone entrenador mantiene ese vigor, ahora sí, siempre orientado al objetivo. Tanto él como su equipo parecen estar de continuo en un punto de ebullición controlado.

Es igualmente asombrosa la convicción con la que sus hombres ejecutan aquello que él planea (la presión defensiva, las jugadas de estrategia…). Esa convicción sólo puede venir de su propio convencimiento sobre lo que plantea y de su capacidad para transmitirlo, para comunicarlo y así hacerles creer que esa es la única manera de lograrlo.

Fortaleza mental

Ha dotado a su equipo de una fortaleza mental descomunal. Un colectivo capaz de tolerar de manera fantástica las frustraciones y de no desenfocarse de los objetivos a pesar de los inconvenientes que puedan ir apareciendo por el camino –como ejemplos, han llegado a ir perdiendo en la final de Copa frente al Madrid, en las semifinales de Champions contra el Chelsea, en el partido de liga de nuevo contra el Madrid, jugándose la liga frente al Barça-. Ha conseguido forjar un equipo que no se desborda emocionalmente antes las adversidades y eso hace que siempre tengan la meta a su alcance.

Me ha parecido inteligentísimo su mensaje antes de las dos finales a disputar (independientemente del resultado de las mismas, una ganada ya), algo así como “estamos donde habíamos soñado estar todos los que nos dedicamos a esto, así que vamos a disfrutarlo con responsabilidad y sin presión y a aprovechar la oportunidad que se nos presenta”. Orientar dichos partidos al qué se puede ganar en lugar de qué se puede perder es una buena medida para ahuyentar miedos.

Conoce, encarna y defiende a la perfección los valores de su organización y eso provoca que sea más fácil seguirle (la plantilla, directiva, aficionados, patrocinadores) pues todos comparten dichos valores. No todos los estilos de liderazgo y no todas las maneras de liderar son válidas para todos los contextos y parece obvio que la manera de liderar del Cholo encaja como guante de seda en la mano atlética.

Partido a partido

Y por último, cómo no, su famoso “partido a partido”. Si en septiembre hubiera lanzado a sus jugadores el objetivo de ser campeones de Liga o de Champions –ni qué decir de ambas- éstos lo hubieran visto como algo tan ambicioso y lejano que lo hubieran interpretado como inalcanzable y el empeño no hubiera sido el mismo que ha sido. Sin embargo, plantear retos a corto plazo y alcanzables –simplemente ganar el siguiente partido- hace que las personas pongan toda su atención y energía en ese desafío, lo cual aumenta la posibilidad de alcanzarlo. Y así con el siguiente y con el siguiente y con el siguiente partido a partido (decía mi abuela que “poco a poco se llega lejos”).

Éstas son algunas de las conclusiones que yo puedo exponer sobre el éxito del Atleti esta campaña. Porque sí, creo firmemente que el éxito de ese equipo se debe en su mayor parte al liderazgo de su entrenador, Diego Pablo, el Cholo, Simeone.

6 comentarios

  1. Nada que objetar al post. Pero no nos olvidemos. El enfoque total al resultado u objetivo: ganar. Utilización de todas las herramientas a su alcance, desde las técnicas de entrenamiento, a las “marrulleras”. Dominio por experiencia del líder: no exige nada en lo que no crea o haya vivido (incluido el gran esfuerzo y el TRABAJO INCANSABLE). Sabe inculcar el valor individual al servicio del grupo: nadie más importante que uno en tanto en cuanto aporta al objetivo final. Se aprovecha de la debilidad de los “grandes”: momento oportuno de cambios de ciclos y reconversiones. Los modelos de qué listo una vez visto, son “ejemplos” en tanto en cuanto, cuando llega la derrota, la superan y vuelve el liderazgo a emerger. Y fundamental: la calma del entorno que te deje actuar si los resultados no llegan… Ahí pondremos el punto y seguido. Salvo mejor parecer.

    Y disculpas por la intromisión.

    1. Nada que disculpar y menos aún de intromisión Ángel Luís, más bien todo lo contrario, gracias por tu aportación. Una cosa quiero resaltar de tu comentario, el poner el valor individual en beneficio del colectivo y una cosa a matizar, claro que los modelos lo son a posteriori, por eso son ejemplos, antes nadie sabemos cómo van a actuar y si servirán de modelo para otros, sólo después. Cuando le veamos en las duras veremos cómo se maneja, pero como bien dices, ese es otro capítulo del libro.
      De nuevo gracias por tus palabras.

  2. Gracias Félix por este artículo. Entendí y compartí en su día el razonamiento cuando leí el artículo de Luís, y en este caso comparto lo que escribes sobre el estilo de liderazgo de Simeone, y añado tres ideas más. Como ha sabido inculcar el esfuerzo por el trabajo, “el esfuerzo no se negocia”, “si me das 20 minutos buenos, mañana tienes media hora”. Adaptarse a cada situación, tratar a cada rival como el más importante, estudiar cada situación y preparar cada detalle. Y por último creer en el equipo por encima de todo.
    Desconozco qué pasará en la final de la Champions, pero pase lo que pase, los atléticos tenemos que celebrarlo.

    1. Gracias a ti Víctor por tus comentario. Me gusta mucho el foco que pones en los mínimos innegociables, esos que no son suficientes pero sí necesarios para que un equipo funcione. Y otra cosa que me gusta del Cholo es que no creo que celebre nada si perdéis la final…
      Un abrazo

  3. Félix excelente análisis del “estilo del Cholo” igualmente tus apuntes acerca del modelo de liderazgo y su adaptación al mundo empresarial…..tenemos trabajo.
    MUCHAS GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

John Beaven con su mujer Pilar.
Leer más

John Beaven, liderazgo desde la bondad

Por: Eduardo Estévez, director de Empresa Familiar de Castilla y León
Valladolid ha perdido a su americano más ilustre, John Beaven. Un hombre sabio que no quería ser un…
Ir al contenido