Cotec advierte que la sostenibilidad de las empresas sólo es posible cuando crean valor

Federico Baeza Román, subdirector general de la Fundación Cotec, advirtió que la sostenibilidad de las empresas sólo es posible cuando crean valor, un aspecto, que exige a su vez capacidad tecnológica, personal cualificado y cooperación con otras empresas y con el sistema público de I+D. Este es uno de los diez retos que debe superar la economía española “ineludiblemente” en los próximos tres años para superar “un ramillete de peculiaridades” de la economía española “que ahora nos están causando muy serios problemas”.

Baeza, ponente del primer panel de trabajo del XII Congreso de Economía de Castilla y León que se celebra hoy y mañana en Valladolid, puso sobre la mesa un decálogo de medidas para superar los “problemas crónicos” que, según lamentó, perjudican a la competitividad de la economía española. Además de la creación de valor para garantizar la sostenibilidad de las empresas, Baeza consideró necesario evitar que leyes, fiscalidad y regulación obstaculicen la innovación, “como con frecuencia sucede”. Para ello será “imprescindible” que cualquier decisión fiscal o administrativa se tome teniendo en cuenta su potencial para el estímulo de la innovación.

También cree “muy urgente” implicar a la financiación privada en la innovación por lo que ha hecho un llamamiento al sistema financiero para que “entienda” las peculiaridades de la inversión en innovación. “Las empresas ya innovadoras podrán ayudar mucho a esta tarea”, continuó el subdirector general de la Fundación Cotec, quien recomendó a las pymes españolas que se preparen para competir en un mercado global. “Para ello deberán incorporar la tecnología adecuada, aprender a colaborar, internacionalizarse y, sobre todo, ser capaces de crecer, hasta llegar al tamaño que las haga competitivas”.

Atraer talento e inversión extranjera

Aprovechar el mercado de las grandes empresas y de las administraciones como “tractores tecnológicos” y lograr que las pymes encuentren una amplia oferta de servicios para la innovación son otras de las recetas de Baeza para ahondar en la competitividad de la economía española, para lo que consideró también necesario atraer “de forma urgente” el talento y la inversión extranjera. “España debe y puede ser atractiva para los mejores estudiantes, investigadores y empresarios”, defendió antes de abogar también por conseguir, cuanto antes, que la universidad y la investigación pública se impliquen plenamente en la solución de los problemas de su entorno, “porque así, y cumpliendo su tercera misión, al mismo tiempo se persigue la excelencia, se convertirá en un firme pilar de la competitividad del país”.

Otras medidas que propuso son mejorar el sistema educativo y que la sociedad aprecie la aportación de los empresarios al país al asumir los riesgos de la innovación. Tras reconocer que España ha conseguido crear en los últimos años un sistema de innovación que, “aunque de tamaño mucho menor del que necesitamos”, ya está preparado, Baeza fue tajante y advirtió que lo que no se puede permitir es dejar de avanzar, “ni mucho menos retroceder”. A su juicio, es “absolutamente imprescindible” conseguir que, a pesar de la crisis y de sus costes, el sistema de innovación español permanezca en la senda de crecimiento en el que ya está “sólidamente establecido”, entre otras cosas, ha añadido, porque es “la única vía para convertir la innovación en un verdadero motor de la competitividad de nuestro país a la que aspiramos”.

Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido