El IME adapta sus programas ‘Executive’ a la realidad de las empresas

La escuela de negocios desarrolla la figura del ‘Maestro’ para apoyar a cada alumno a aplicar en su empresa la formación recibida
Julio Pindado, director del Executive MBA.
Julio Pindado, director del Executive MBA.

IME Business School, la escuela de negocios de la Universidad de Salamanca, cuenta con el apoyo del Instituto Multidisciplinar de Empresa (IME) para la actualización continua de los programas en colaboración con más de 300 destacados directivos. Este instituto, que tiene sus orígenes en la Cátedra de Empresa Familiar de la Universidad de Salamanca financiada por Banco Santander, cuenta en la actualidad con una Unidad de Excelencia GECOS, reconocida por la Junta y que ha financiado su Plan de Internacionalización.

El IME imparte 14 programas, que abarcan desde másteres más generalistas, como el de Dirección de Empresas (MBA) y el Global MBA, que se imparte en inglés; hasta más específicos, como el MBA en Dirección de Empresas Familiares y el Máster en Marketing Digital; sin olvidar otros como el Programa Integral de Gestión Empresarial y el Programa de Desarrollo Directivo.

“Teniendo en cuenta los grandes cambios que están sufriendo el entorno actual de los negocios, realizamos un gran esfuerzo por actualizar todos nuestros programas, con especial énfasis en los Executive”, detalla Julio Pindado, director del Executive MBA, que incide en que éstos “son los que benefician más a las empresas, pues sus directivos encuentran ideas para hacer frente a la complicada situación actual”.

Gobierno Sostenible

La estrecha relación del IME con las empresas y los avances de la Unidad de Excelencia GECOS permite a este instituto ofrecer una formación adaptada a las empresas. Según explica Pindado, “todas las asignaturas se han actualizado y creado algunas nuevas, como Toma de Decisiones y Gobierno Sostenible de la Empresa”.

El director del Executive MBA subraya que se están produciendo cambios muy significativos que afectan a la forma de gestionar los negocios. “En este contexto, no sirven los siempre lo hemos hecho así ni las recetas, sino que los directivos deben desarrollar hábitos intelectuales para hacer frente a los problemas reales, muchos de los cuales no los podemos ni imaginar”, aclara Pindado, que comenta que todos los programas de IME Business School utilizan el Método del Caso para generar estos hábitos intelectuales.

Apoyo de un ‘Maestro’

Además, recuerda que en todos los programas Executive cada alumno cuenta con el apoyo de un Maestro, que es un experto que con su experiencia orienta al alumno sobre cómo implementar lo aprendido en el IME a la empresa en la que presta sus servicios.

“Estamos desarrollando programas orientados a proporcionar soluciones a las necesidades que nos manifiestan las empresas. Por ello, contamos con programas específicos orientados a empresas familiares o agroalimentarias”, apunta Pindado, quien concluye: “la adaptación de la formación a la necesidad de cada compañía y de cada directivo fue la motivación que nos llevó a desarrollar la figura del Maestro, que tan buenos resultados nos ha dado en los últimos años, al pasar de una atención personalizada a una formación personal para cada alumno”.

Más información en el número de junio de Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido