El presidente de la Junta presenta su dimisión*

Por: Alberto Cagigas
Alberto Cagigas, director de Castilla y León Económica, en la entrega de los XII
Alberto Cagigas, director de Castilla y León Económica, en la entrega de los XII Premios Castilla y León Económica celebrada en Valladolid.

No sé si se han enterado de la noticia, pero me veo en la obligación de informarles casi en primicia que Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta, acaba de presentar su dimisión. Es una reciente información de gran alcance que os quiero adelantar.

Si hasta el final de mi discurso no os digo que esa información es falsa, ya será tarde, porque se habrá difundido por las redes sociales y muchos internautas y medios digitales de dudosa reputación habrán replicado la noticia sin contrastarla. Hoy en día, los expertos aseguran que las noticias falsas, conocidas como fake news, tienen un 70% más de posibilidades de ser replicadas que las informaciones veraces; y un reciente estudio de una prestigiosa universidad norteamericana concluye que las noticias falsas viajan por las redes sociales de forma más rápida, más lejos y en un marco más amplio que las noticias verdaderas.

Si al principio del siglo XIX un casi desconocido autor inglés acuñó acertadamente la frase “la pluma es más poderosa que la espada”, hoy podemos decir que las fake news son más poderosas que las armas de destrucción masiva, porque pueden influir en el resultado de unas elecciones incluso en la mayor potencia económica del mundo, es decir, pueden decidir sobre quiénes nos gobernarán adulterando la decisión del pueblo soberano, algo que nunca había sucedido en la historia de la Democracia. Las fake news también pueden acabar con la reputación de una empresa; y las fake news también pueden, incluso, motivar el asesinato de personas, como ha ocurrido en algunos países mediante la ejecución pública de ciudadanos inocentes acusados falsamente en los social media de cometer graves delitos.

Sociedad de la postverdad

En la actual sociedad de la postverdad, el problema de las noticias falsas es tan grave que ya hay empresas especializadas en desarrollar programas informáticos para detectar fake news con el fin de proteger la imagen de sus clientes; y en redes sociales como Twitter existen perfiles, como Maldito Bulo, encargados de poner al descubierto las noticias falsas.
Este fenómeno de las fake news es una gran ventaja para los medios de comunicación serios y rigurosos, porque potencian nuestra labor como transmisores de noticias verídicas, contrastadas y escritas según las más elementales normas periodísticas. Por eso, creo que el auge de las noticias falsas en las redes sociales es lo mejor que nos ha podido pasar a la Prensa.

Os insisto por si acaso, Juan Vicente Herrera no ha presentado su dimisión y sigue siendo el presidente de la Junta.

Si la dimisión de Herrera es una fake news, también lo es el mantra de que el papel ha muerto. El papel no está muerto ni tampoco está de parranda, como dice la popular canción. Si bien es cierto que cierta prensa escrita está atravesando por una dura crisis por motivos de sobra conocidos, como la caída de la inversión publicitaria, la competencia de los diarios digitales, la falta de rigor por querer publicar con rapidez noticias sin contrastar o la defensa de intereses espurios; también es cierto que existe una prensa profesional y rigurosa que está aprovechando el tótum revolútum mediático para reinventar el negocio y aumentar clientes.

Transformación sin precedentes

Como dijo el escritor y periodista Mario Benedetti, “cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas”. Esa gran frase se puede aplicar a todas las empresas de todos los sectores, y cómo no, al de los medios de comunicación. Empresarios y directivos hemos visto cómo en pocos años el mercado ha sufrido una transformación sin precedentes en la historia de la economía moderna. Detrás de esta revolución que nos afecta a todos se encuentran fenómenos como el big data, la robótica, las redes sociales, el Internet de las Cosas, la Industria 4.0, la ciberseguridad, el blockchain o la inteligencia artificial.

Para afrontar este desafiante escenario, en Castilla y León Económica hemos transformado nuestro modelo de negocio y ya no somos sólo un medio de comunicación, sino que nos consideramos una empresa de servicios con el objetivo de facilitar los negocios entre las empresas. Nuestros productos son las noticias veraces, los contactos que mantenemos con empresarios y directivos tras más de 21 años de trayectoria y nuestra labor para promover las relaciones entre las empresas, el sector financiero y las administraciones públicas, que son los tres ejes sobre los que se desarrolla una economía moderna.

Para ello, en la actualidad abarcamos cuatro líneas de actividad, como son la edición de revistas; el negocio on line, donde tenemos una web que se actualiza diariamente y que está vinculada a nuestra fuerte presencia en las redes sociales, como en Twitter, donde tenemos casi 11.000 seguidores y eso que sólo ofrecemos información económica y empresarial o el envío de la newsletter todos los días a más 16.500 correos electrónicos de empresarios y directivos. También nos hemos consolidado en la organización de eventos, como premios, jornadas, encuentros o el Foro Guadarrama, que es la principal cita para facilitar las relaciones entre los empresarios de Castilla y León y de Madrid. Nuestra última línea de actividad es el asesoramiento a las empresas en el diseño e implantación de estrategias en marketing digital y redes sociales.

Networking útil

Al margen de nuestra labor informativa, en Castilla y León Económica queremos apoyar el dinamismo empresarial de Castilla y León mediante estas tres palancas: publicando noticias en la revista, web y redes sociales sobre las empresas de Castilla y León para que su actividad tenga una mayor difusión en la opinión pública; ofreciendo a los empresarios una información económica de calidad; y promoviendo el networking útil en todos nuestros actos. Todos esos aspectos configuran lo que denominamos Ecosistema Castilla y León Económica, del que se benefician en la actualidad casi medio millar de empresas, tanto pymes como grandes compañías y multinacionales.

Como consecuencia de esa estrategia, y gracias al eficaz trabajo de nuestro equipo, puedo decir que en 2018 hemos aumentado el número de clientes, hemos batido récords de inversión publicitaria en nuestros número más emblemáticos, como el Ranking de las 5.000 mayores Empresas o el Quién es Quién, y hemos incrementado el número de suscriptores a la revista al ofrecerles unos servicios con alto valor añadido.

El papel no está muerto

Por eso, insisto en destacaros que el papel no está muerto, pues las publicaciones que nos basamos en el rigor y en el periodismo profesional nos convertimos en la principal fuente de información de aquellos lectores que quieren estar bien informados y a salvo de las noticias falsas y de los bulos, que tanto distorsionan la percepción de la realidad.  Vosotros, empresarios y directivos, tenéis que tomar decisiones todos los días y es más fácil acertar en esa estrategia si está basada en datos y hechos veraces.

Antes de finalizar mi intervención, quiero compartir con vosotros la reflexión de Juan Roig, presidente de Mercadona, durante el Congreso Nacional de Empresa Familiar celebrado recientemente en Valencia, y en el que hubo una nutrida presencia de empresarios de Castilla y León. En el evento, Roig, con el lenguaje directo que le caracteriza, pidió a sus colegas empresarios salir del armario para tener una mayor proyección en la sociedad y mejorar la imagen de la clase empresarial. Todos estamos muy ocupados intentando sacar adelante nuestras empresas en esta complicada coyuntura, pero no debemos abandonar el espacio público, porque como dijo Churchill hace ya más de medio siglo: “Muchos miran al empresario como el lobo que hay que abatir; otros lo miran como la vaca que hay que ordeñar; y muy pocos lo miran como el caballo que tira del carro”. Por eso pido a los directivos y empresarios que estáis hoy en esta sala que hagáis un esfuerzo más y, cada uno en su ámbito, divulgue la importancia de la figura del empresario, porque a muchos se les olvida que las empresas son las que generan empleo, riqueza y pagan los impuestos para mantener nuestros servicios públicos.

—————————————–
* Extracto del discurso pronunciado por Alberto Cagigas, director de Castilla y León Económica, el pasado día 15 de noviembre de 2018 durante la entrega de los XII Premios Castilla y León Económica celebrada en Valladolid.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido