La consejera de Educación plantea avanzar hacia un modelo universitario adaptado al mercado laboral

Como estrategia para retener el talento en Castilla y León
Premios TCUE educación universidad formación talento empresas
Rocío Lucas, consejera de Educación.

Rocío Lucas, consejera de Educación, propuso este viernes avanzar hacia un modelo universitario adaptado a las necesidades del mercado laboral, durante el acto de entrega de de los Premios TCUE 2020 en Palencia, que integran los concursos Iniciativa Campus Emprendedor y Desafío Universidad-Empresa, coordinados por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl). Este planteamiento se enmarca dentro de la estrategia de la Junta para retener talento en Castilla y León.

En esta línea destacó que la Administración regional invierte en “un futuro mejor para todos nosotros, en la modernización de esta comunidad autónoma y en la protección de las personas”. Los ganadores de estos certámenes, a los que se han presentado 212 candidaturas, pertenecen a las universidades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid y a la Pontificia de Salamanca e Isabel I de Castilla. “El plan TCUE se ha configurado como una pasarela firme entre la formación teórico-práctica que ofrece la universidad y las necesidades reales del mercado y de la empresa”, indicó.

80 ideas innovadoras de negocio

Lucas subrayó también que las 80 ideas innovadoras de negocio, los 29 proyectos y las 103 soluciones empresariales que se han presentado en esta edición, son “trabajos e ideas que buscan mejorar la vida de las personas y protegerlas, y que persiguen la modernización de nuestro entorno, de nuestra sociedad y de nuestro tiempo”. Por ello, la Junta persigue avanzar hacia un nuevo modelo universitario que aporte a los jóvenes una formación adaptada a las necesidades reales del mercado laboral “y que despierte una actitud realmente emprendedora, ya sea como trabajadores por cuenta ajena o afrontando el desafío del autoempleo y la creación de nuevas empresas”, detalló Lucas, ya que “que invertir en el talento de Castilla y León es invertir en un futuro mejor para todos nosotros, en la modernización de esta comunidad autónoma y en la protección de las personas”

Hasta finales de 2020, el Plan TCUE ha invertido más de 28 millones de euros en el desarrollo de actuaciones vinculadas a la transferencia de conocimiento. En este último año, la colaboración entre las universidades y diversos agentes sociales ha permitido también unir fuerzas contra la pandemia de la pandemia. “Lo vimos cuando las infraestructuras Fab Lab, financiadas por TCUE, fueron capaces de incorporarse rápidamente a redes de voluntarios para fabricar, mediante impresión 3D, elementos de protección destinados a personal sanitario y a residencias de ancianos, en colaboración con SACYL, con Protección Civil y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, recordó. Una inversión que ha aumentado recientemente en 1,85 millones de euros, para cubrir el período transitorio hasta el desarrollo del nuevo Plan TCUE, que apostará por un mayor compromiso social y con el mundo rural.

Iniciativa Campus Emprendedor

En la categoría de Proyecto Empresarial han resultado ganadores los emprendedores Jesús Eduardo Córdoba y Diego Tomás Pérez por el proyecto CLIMIND, que nace en el entorno de la Universidad de Salamanca. La iniciativa propone la creación de una herramienta online que permite medir el clima laboral en las empresas. El segundo premio ha recaído en Digital Artificial Intelligence Solutions in Health and Education (DAISHE). Se trata de una spin off de la Universidad de Burgos que ofrece soluciones digitales individualizadas basadas en la utilización de Inteligencia Artificial en el ámbito y de la atención a las personas dependientes.

Por último, el tercer premio corresponde al proyecto Máquina de inyección de plásticos reciclados, elaborado por Jorge Herrera, alumno de la Universidad de Salamanca, y Armando González, personal de administración y servicios de este centro académico. Estos emprendedores han desarrollado una máquina automática de inyección de plástico de pequeñas dimensiones, elaborada a partir de materiales reciclados de la industria de la automoción y capaz de inyectar piezas de polímeros reciclados. Además, el jurado ha realizado una mención especial de emprendimiento social para el proyecto EcoVisc, Protección Textil Sostenible, que nace en el entorno de la Universidad de Valladolid. Supone la creación de una empresa para dar empleo a mujeres víctimas de violencia de género. Impulsa este proyecto la emprendedora Natalia Barba.

Ideas innovadoras

En la modalidad Idea Innovadora de Negocio, el primer premio lo ha obtenido un equipo de 4 alumnos de la Universidad de Valladolid -Adrián Mazaira, Mario Martín, Samuel Pilar e Ignacio Royuela- quienes han presentado la idea empresarial TwizyLine. Se trata del desarrollo de aparcamientos autónomos, es decir, sin necesidad de conductor, de vehículos eléctricos.

En segundo lugar se sitúan Amparo Casado, Montserrat Mateos, Natalia Hernández, Gloria Gómez, Jorge Ávila y José Manuel Alejandro de la Universidad Pontificia de Salamanca con CAPACITABOT_Herramienta inteligente para mejorar las habilidades sociales de las personas con discapacidad. Finalmente, el tercer puesto de esta modalidad ha recaído en Claudia Álvarez, investigadora de la Universidad de León por RING (Biometric RecognItioN using Gait analysis), un sistema de control de acceso a recintos, basado en el reconocimiento biométrico.

Desafío Universidad-Empresa

El primer premio fue para un proyecto interuniversitario, donde han participado un total de 15 investigadores, de los grupos de investigación IDEAS y ATMOSENV de estas instituciones. Se trata de Estudio del impacto de la erosión por salpicadura sobre el patrimonio pétreo calizo y metodología para su protección. La compañía que planteó el desafío fue Decolesa, empresa constructora ubicada en León y especializada en la restauración de patrimonio histórico arquitectónico.

Por su parte, el proyecto Aproximaciones sintéticas a la preparación de hidroxiantraquinonas ANTRAQUIN‐SINTORG, elaborado por 8 investigadores del grupo de investigación QO-3 de la UBU, se ha alzado con el segundo premio. La iniciativa permitirá la sustitución de las actuales tecnologías de almacenamiento, no sostenibles debido a su degradación a medio plazo, por baterías de flujo. Finalmente, el proyecto AgroSoilHum. Sistema para la estimación del agua disponible en los suelos agrícolas del grupo de investigación CITAI de la Universidad Isabel I, como respuesta a una demanda del empresario burgalés Jorge Miñón, ha conseguido la tercera posición.

Nuevos emprendedores y accésit COVID

El Premio Especial Nuevos Emprendedores ha recaído en el proyecto Ingredientes naturales para añadir sabor y calidad al pan sin gluten, presentado por siete investigadores del grupo BALAT de la ULE. Se trata de una propuesta presentada en respuesta a una demanda de la empresa leonesa Alimentos Dalis.

Por último, el jurado también ha premiado con el accésit COVID-19 para entidades sin ánimo de lucro la propuesta AuRehab (Augmented Rehabilitation): Aplicación para la rehabilitación/formación de personas con discapacidad a través de Realidad Aumentada de la UBU, en respuesta a la demanda planteada por la Confederación de personas con discapacidad física. El objetivo es la creación de una plataforma que permita una rehabilitación adaptada y remota incluyendo la realidad aumentada.

Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido