Las cajas tratan de arrancar a Hacienda neutralidad fiscal para todos los SIP antes de Nochebuena

Alegan que al compartir los servicios fundamentales, la entidad central generará una intensa facturación sometida al IVA
ceca isidro fainé
Isidro Fainé, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) está negociando con el Ministerio de Hacienda un tratamiento fiscal neutro para todos los Sistemas Institucionales de Protección (SIP) en torno a los que se han articulado las fusiones, con el fin de alcanzar un acuerdo antes de Nochebuena. La agrupación desea sellar un acuerdo que no resulte gravoso para los nuevos grupos antes del 24 de diciembre, porque ésta es la fecha en que las cajas se han comprometido con el Gobierno a culminar su reestructuración con la puesta en marcha desde el punto de vista jurídico de las nuevas entidades financieras que surjan de los procesos de fusión en marcha.

Las entidades de ahorros consideran vital esta reivindicación porque en los SIP, nombre técnico para las fusiones frías, algunos servicios fundamentales son compartidos, como la gestión de riesgos, solvencia o liquidez, lo que implica que la entidad central tendrá una intensa relación de prestación de servicios y, por tanto, de facturación sometida al IVA. Esto es así porque en la integración a través de SIP pervive la personalidad jurídica de las cajas que participan en el grupo, mientras que en las fusiones tradicionales, la conversión en una única persona jurídica se beneficia de una neutralidad fiscal especialmente relevante en cuanto a facturación por IVA.

Reivindicaciones

La patronal que preside Isidro Fainé alega que en el régimen especial de grupos de entidades, las prestaciones de servicios que la entidad central realice a las cajas integradas o al revés, se grave por IVA únicamente el coste de los servicios adquiridos fuera del grupo, visión que no comparte Tributos. Por otro lado, y respecto al impuesto de sociedades, Hacienda vincula el grado de neutralidad fiscal al grado de integración en los SIP, que varía de un caso a otro, y sostiene que éstos podrán beneficiarse del mismo régimen de consolidación fiscal de las empresas que se fusionan si cumplen los requisitos necesarios.

De hecho, Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda, explicó que el régimen de consolidación fiscal funciona muy bien y tiene las mismas reglas para todos los sectores, por lo que en la medida en que las cajas formen de verdad grupos empresariales, tendrán los mismos beneficios de la consolidación que cualquier otro grupo.

Ley de Cajas

La nueva Ley de Cajas de Ahorros, aprobada el pasado mes de julio para acoger este tipo de integraciones, contempla que el SIP tenga un compromiso mutuo de solvencia y liquidez entre las entidades integrantes del sistema que alcance como mínimo el 40% de los recursos propios computables de cada una de ellas.

Asimismo, las entidades integrantes tendrán que poner en común una parte significativa de sus resultados, que suponga al menos el 40% de los mismos y que deberá ser distribuida de manera proporcional a la participación de cada una de ellas en el sistema. El acuerdo contractual también establece que las entidades deberán permanecer en el sistema un período mínimo de 10 años.

Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido