a

Michelin prevé alcanzar en 2021 los niveles de producción y ventas prepandemia

La empresa disminuye un 15% su facturación en 2020 con 2.235 millones, mientras que el beneficio neto registra una caída de casi el 33% al rozar los 144 millones
María Paz Robina, presidenta de Michelin España Portugal.
María Paz Robina, presidenta de Michelin España Portugal.

Michelin España Portugal confía en recuperar a finales de este año los niveles de producción y ventas del período prepandemia, donde en 2019 alcanzó una facturación de 2.640 millones. Como es lógico, la crisis económica provocada por el coronavirus afectó en el pasado año su cifra de negocio, que se redujo un 15% hasta los 2.235 millones, mientras que el beneficio neto disminuyó casi un 33% al rozar los 144 millones.

Por contra, la compañía aumentó ligeramente sus exportaciones, que alcanzaron el 75% del volumen total vendido. Para la marca del Bibendum, estos datos volverán a crecer en el presente año debido a las campañas de vacunación y la recuperación de los mercados globales.

“La primera parte del año 2020 estuvo marcada por los confinamientos, con unos descensos de la producción y de las ventas superiores al 20%. Sin embargo, el segundo semestre del pasado año ha estado marcado por un mercado más optimista”, explica María Paz Robina, presidenta de Michelin España Portugal, filial que ocupa la segunda plaza en producción dentro del grupo a nivel mundial, sólo por detrás de EE UU.

Respecto a la producción, los volúmenes vendidos en 2020 se redujeron un 14,7% hasta las 357.000 toneladas de producto terminado, en línea con la disminución del volumen de ventas, lo que permitió una estabilidad del nivel de stocks. Esta evolución está en consonancia con la reducción generalizada del mercado del neumático en España en todos los sectores, a excepción del agrícola, que se mantuvo plano.

Récord de inversiones

Pese a una coyuntura con incertidumbre por la evolución del Covid-19 y sus nuevas variantes, la fábrica de Michelin en Valladolid, que es multiproducto (agrícola, turismo, renovado y mezclas) con una vocación eminentemente exportadora, puede alcanzar en 2021 un récord de inversiones.

Entre las iniciativas en desarrollo, destacan los proyectos Z4.0 para la mejora de la competitividad y la calidad de vida en los puestos de trabajo de la actividad de mezclas, que se desarrollará durante varios años con una inversión cercana a los 30 millones; Delibes, al que se destina una partida superior a los 10 millones para especializar una de las líneas de producción en neumáticos de turismo de 19 y 20 pulgadas, cuando hasta ahora la dimensión máxima era de 18 pulgadas; y Logauto, que es un proyecto ideado y desarrollado en Valladolid para automatizar el centro logístico de la planta con el fin de mejorar la competitividad y la ergonomía y que será implantado en otros complejos de la multinacional en el mundo.

Además, la factoría vallisoletana es una de las 6 plantas a nivel mundial elegidas por Michelin como fábrica líder digital, lo que la ha convertido en un referente en digitalización dentro del grupo. Junto a su fuerte apuesta por la formación de la plantilla en este ámbito, en las instalaciones vallisoletanas se acometen proyectos de digitalización para la reducción del consumo de agua, para la mejora y garantía de la calidad, para la mejora del pilotaje de la prestación, para la mejora del rendimiento de las instalaciones con mantenimiento predictivo, para la mejora de la flexibilidad y reactividad de la fábrica y para optimizar la eficacia y eficiencia de los procesos de control, tanto a nivel de garantía como de prevención y seguridad.

Transformación de la fábrica arandina

Respecto a la planta de Aranda de Duero (Burgos), especializada en neumáticos para camiones y autobuses y Metro, en 2020 celebró su 50 aniversario con la organización de varias inauguraciones, como el museo de la fábrica, la plantación de la arboleda del cincuentenario y la renovación del centro deportivo.

En el presente ejercicio, la factoría arandina continúa su transformación con importantes proyectos en automatización y digitalización para ser cada día más competitiva. De hecho, se ha convertido en la fábrica líder tecnológica para el grupo al albergar un equipo de definición de procesos y lanzamiento de productos que da servicio a las fábricas de neumáticos de camión en Europa. Su plan de inversiones se encamina a convertirse en una factoría cero emisiones, la mejora continua de la seguridad, una mayor flexibilidad y la fabricación de nuevas gamas de neumáticos.

Gestión de la pandemia

Con una plantilla de 7.279 trabajadores al cierre de 2020, Michelin España Portugal ha privilegiado el teletrabajo en todos los casos posibles para garantizar la seguridad sanitaria debido al Covid-19, además de aplicar medidas y un protocolo específico y la comunicación de numerosos consejos enfocados tanto a la prevención de la propagación de la enfermedad en todos los centros como al fomento de los buenos hábitos de higiene y cuidado personal. Esta política ha sido clave para mantener la actividad industrial y comercial en el conjunto de las actividades de negocio, según destacan en la empresa.

Las principales medidas incluidas dentro de dicho protocolo reforzado de seguridad fueron la toma de temperatura corporal a la entrada a las instalaciones, la entrega a cada persona de un kit con gel hidroalcohólico y solución desinfectante y la obligatoriedad de uso de pantallas faciales y de mascarillas y equipos de protección individual (EPIs) en el caso de no poder asegurar una distancia mínima de seguridad de dos metros entre personas.

Michelin suministró durante todo el período de pandemia las mascarillas y el gel necesario para la protección de los empleados en los centros de trabajo. Además, en los momentos de dificultades en el suministro de mascarillas, se entregaron a los trabajadores lotes de mascarillas reutilizables para sus familias. Asimismo, se reforzó la limpieza y desinfección de las instalaciones y zonas comunes y se llevaron a cabo acciones de comunicación para recordar la necesidad de mantener en todo momento una adecuada higiene personal.

Fabricación de mascarillas

Para garantizar el suministro de mascarillas a los empleados en los momentos iniciales, y ante la dificultad de aprovisionamiento, se pusieron en marcha 3 talleres de fabricación de mascarillas en los centros de Aranda de Duero, Vitoria y Valladolid, y se fabricó gel hidroalcohólico en Vitoria. Gracias a la implicación y compromiso de los empleados, la puesta en marcha de estos talleres se realizó en un tiempo récord, subrayan en la empresa.

En el ámbito laboral, la compañía solicitó el día 24 de marzo autorización para la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor, que fue aprobado para un total de 6.560 empleados ligados a la actividad industrial y cuya finalización se produjo el 30 de abril de 2020.

Adicionalmente, el mismo día 24 de marzo de 2020, la empresa inició la aplicación de otro ERTE por causas organizativas y productivas hasta el 31 de mayo de 2020 para un total de 614 empleados de los centros y oficinas de la sociedad en Illescas, Tres Cantos, Valladolid y Almería. Para un máximo de 67 días naturales por trabajador en ambos ERTE, la utilización real media fue de 21,4 días.

Además, a partir del 18 de mayo de 2020 se solicitó un nuevo ERTE por causas organizativas para la totalidad de la plantilla hasta el 15 de septiembre. Aunque estaba previsto para un máximo de 70 días naturales por empleado, la mejora de la situación económica provocó que sólo fuera utilizado en siete días naturales de media por trabajador y que fuera anulado anticipadamente a principios de agosto.

La estrategia de las tres P’s

En el futuro en Michelin, todo será sostenible, según el lema que guía a la compañía. Esta estrategia se articula en tres P’s: People, pues la empresa necesita personas con talento, compromiso y orgullosas de trabajar en la multinacional y para ello quiere ser atractiva como empleadora; Planet, por lo que seguirá avanzando en el respeto al medio ambiente, con un ambicioso plan de reducción de emisiones para llegar a ser neutra en CO2 en 2050; y Profit, pues considera que para ser sostenible es necesario ser una empresa que genera beneficios y ser atractivos para los inversores, lo que le permitirá ser autónomos en la toma de decisiones.

“Nuestras decisiones y proyectos deben permitirnos avanzar en los 3 ámbitos al mismo tiempo, sin priorizar uno en detrimento del otro, y todo ello con la clara vocación de servir cada día mejor a nuestros clientes”, indican en la empresa.

Más información en el número de noviembre de Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Subestación móvil
Leer más

i-DE estrena subestación móvil

La distribuidora de Iberdrola España aumenta “la resiliencia y confiabilidad” de sus instalaciones en Castilla y León con esta instalación
Ir al contenido