Polo Positivo convoca la segunda edición de Desafío Industrial

El certamen busca el mejor proyecto de gestión inteligente de consumo energético industrial
Polo Positivo
De izquierda a derecha, Luis Aguilar, CEO de Metrix; Javier Cuasante, responsable de Dinamismo Empresarial de Fundación Caja de Burgos; y Diego Pinacho, director de Digitalización de Aciturri.

Tras el éxito de la edición de 2019, Polo Positivo, la primera aceleradora de proyectos industriales en España, lanza la convocatoria del II Desafío Industrial. En esta ocasión, se dirige al mejor proyecto que permita reducir la huella de CO2 y los costes energéticos de las empresas industriales, en un programa impulsado por entidades líderes como Aciturri, Grupo Antolín, Fundación Caja de Burgos, Gonvarri y Pascual, que buscan el talento capaz para dar respuesta a las necesidades reales de una industria sostenible.

De hecho, la eficiencia y la sostenibilidad marcan la temática de esta segunda convocatoria del Desafío Industrial: Gestión Inteligente para la Mejora del Desempeño Energético. El reto se basa en la implantación de modelos sencillos y escalables en plantas industriales para que estas sean más eficaces y sostenibles. Los socios promotores de Polo Positivo piden a los participantes presentar una solución que reduzca la huella de carbono, así como los costes energéticos aplicables al tejido industrial local, nacional e internacional, sobre todo con foco en pymes.

Hacia una industria más respetuosa con el medio ambiente

Como explican desde Polo Positivo, actualmente muchos procesos industriales generan un impacto perjudicial para el medio ambiente por su alto consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero. “Las organizaciones promotoras de Polo Positivo tenemos un firme compromiso por la sostenibilidad y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por Naciones Unidas”, señala Javier Cuasante, responsable del Área de Dinamismo Empresarial de Fundación Caja de Burgos.

Cuasante detalla que el II Desafío Industrial persigue proyectos que cumplan con 4 de los ODS. Por un lado, pretenden cumplir con el Objetivo 7, que garantiza el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna con metas de aquí a 2030 como duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética o promover la inversión en infraestructura energética y tecnologías limpias. Con el mismo horizonte de 2030, el Objetivo 9 es otra de las guías para los aspirantes. Este insta a construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación. También entra en juego el Objetivo 12, que confirma la necesidad de garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles; y el Objetivo 13, que invita a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

10.000 euros y mentorización empresarial

Como recogen las bases del programa, ya publicadas en la página web de Polo Positivo, los participantes han de incluir en su propuesta aspectos como la monitorización de consumos y/o emisiones, el tratamiento de información histórica de los mismos, el uso de la analítica de datos, además de simulaciones que permitan crear modelos real-virtual consistentes y con una fácil instalación (preferiblemente inalámbrica). En este sentido, los sensores, la analítica e inteligencia artificial, los sistemas MES (Manufacturing Execution System) y el empleo de fuentes de energía renovables, serán palancas útiles para conseguir el mejor planteamiento posible.

El ganador de esta convocatoria recibirá un premio de 10.000 euros. Además, tendrá la oportunidad de participar en el programa de mentorización de Polo Positivo con alguno de los departamentos de innovación de las empresas promotoras para desarrollar su posible piloto empresarial. De tal modo que esta iniciativa, a diferencia de otras, refuerza de manera integral al empresario: inyectando financiación y acompañándolo en los primeros pasos de su negocio con el asesoramiento de expertos por parte de la aceleradora. Incluso, tendrá la posibilidad de trabajar para estos líderes de la industria.

La segunda edición de este programa está pensada para emprendedores, startups, pymes, estudiantes e investigadores. Los aspirantes tienen de plazo hasta el 20 de octubre de 2021 para presentar propuestas, que se recogerán por vía telemática a través de la dirección programas@polopositivo.es. Polo Positivo evaluará las candidaturas y elegirá las mejores propuestas. Los seleccionados tendrán que desarrollar un MPV (producto mínimo viable) y defender su idea. El jurado técnico elegirá al ganador entre el 2 y el 22 de diciembre.

Los técnicos tendrán en cuenta que las soluciones se presenten bajo estándares de código abierto, que los proyectos sean de bajo coste, la sostenibilidad de los procesos y de las fábricas que los implementen (con foco en la mejora, no en la tecnología en sí), la facilidad de implementación, así como su disrupción innovadora (alejada de soluciones propietarias, desde el punto de vista legal).

Metrix, un caso de éxito

La primera convocatoria de Desafío Industrial tuvo como temática la digitalización de la industria, con el lema Latido Digital, reto del que salió triunfador Luis Aguilar, CEO de Metrix. Su empresa presentó un sistema de monitorización predictiva por el que la tecnología era capaz de adelantarse a posibles fallos en el funcionamiento de maquinaria del sector industrial. Se desarrolló un primer piloto de este sistema de monitorización en colaboración con Aciturri, uno de los promotores de Polo Positivo, con objeto de validar su funcionamiento en condiciones de trabajo reales.

El proyecto de Metrix encajó con los objetivos de la primera edición del Desafío Industrial. Como recuerda Rafael Barbero, director general de la Fundación Caja de Burgos, gracias al programa encontraron a “un emprendedor con mucha experiencia, con el objetivo de generar empleo en Burgos y con un proyecto bajo el brazo que tenía muchas posibilidades de implementarse a nivel industrial”, de ahí que resultara ganador del desafío.

Esta acción completa los programas de ayuda de Polo Positivo, que cubren las 3 etapas del ciclo de vida de una empresa. Junto a Desafío Industrial, la aceleradora desarrolla Imán de ideas para emprendedores del sector industrial, así como tecnológico o que presten servicios a la industria; y el programa Impulso Pymes, una iniciativa que busca fortalecer el tejido empresarial con el apoyo a pequeñas empresas ya constituidas y con potencial de crecimiento.

Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido