TecoZam inicia el montaje de una innovadora autocimbra para ejecutar el viaducto de Sabiñánigo

Se trata del primer viaducto construido en Europa con sistema de cimbra autolanzable bajo tablero con vanos de 90 metros de longitud
Tecozam.
TecoZam participa en las obras del proyecto de Viaducto de Sabiñánigo, en Huesca, que tiene una longitud total de 935 metros.

TecoZam participa en las obras del proyecto de Viaducto de Sabiñánigo en las inmediaciones de esta localidad oscense de Sabiñánigo, que es una estructura destinada a dar servicio a la Autovía Mudéjar A23/E7, que comienza en Sagunto (Valencia), recorre Aragón de sur a norte, y termina en la frontera con Francia por Somport. Promovida por el Ministerio de Transporte, Movilidad y agenda Urbana y ejecutada por la UTE Rover Infraestructuras y Aldesa, este víaducto tiene una longitud total de 935 metros. Una vez ejecutado, será el primer viaducto construido en Europa con sistema de cimbra autolanzable bajo tablero con vanos de 90 metros de longitud.

Actuaciones

En este proyecto, la constructora zamorana TecoZam se encarga de la construcción del tablero del viaducto, que comprende 2 fases bien diferenciadas: una primera, empleando una cimbra autolanzable (autocimbra), en la que se ejecuta el cajón del tablero junto con la sección central de la losa superior, correspondiente a un ancho de 11 de los 25 metros totales que tiene el tablero, y una segunda fase posterior en la que se emplea un sistema de carro de alas para construir ambas alas, de 7 metros de ancho cada una, y colocar los jabalcones que las sostienen.

TecoZam también se encarga de la totalidad de la armadura pasiva del viaducto, desde la fabricación de la ferralla hasta la colocación de la misma en obra para el hormigonado, esto es: corte y doblado de redondos de acero en sus instalaciones especializadas ubicadas en Zamora, transporte a obra, montaje de módulos de ferralla en formeros diseñados específicamente para este tablero y, por último, colocación de módulos de ferralla ya montados en su emplazamiento definitivo dentro del encofrado con ayuda de un medio auxiliar de elevación.

Autocimbra Zamora II

Para construir la primera fase del viaducto, se emplea la autocimbra Zamora II, una de las 3 autocimbras que TecoZam tiene actualmente en propiedad. Esta autocimbra fue diseñada y fabricada por la compañía noruega NRS-AS para la construcción del viaducto de Mersey Gateway (Inglaterra) en 2017 y posteriormente, tras ser adquirida por TecoZam, está siendo empleada por primera vez en España para la construcción de este viaducto.

Es una autocimbra bajo tablero diseñada originalmente para construir tableros con vanos de hasta 70 metros de luz, por lo que su uso en este proyecto ha requerido primero de la realización de una modificación de la autocimbra para permitir adaptarla a la construcción de vanos de 90 metros de luz. Una vez adaptada, la longitud de la autocimbra completamente montada es de 205 metros.

La autocimbra se apoya mediante unas estructuras metálicas provisionales (ménsulas) que se fijan y apoyan en ambos fustes de las pilas del viaducto mediante unas ventanas dejadas a tal fin durante la construcción de las mismas. Las pilas, por tanto, son las encargadas de bajar a la cimentación las cargas originadas en la máquina. El peso de esta autocimbra en vacío es de unas 1.300 toneladas. El tablero se construye en la correspondiente cota de hormigonado del vano fijada mediante topografía y, tras concluir, se desciende toda la autocimbra a la cota de lanzamiento, situada unos 30 centímetros por debajo de la anterior cota, para acto seguido proceder a abrir transversalmente la máquina y lanzarla longitudinalmente al siguiente vano, donde se volverá a cerrar y elevar a la nueva cota de hormigonado. Todas estas maniobras se realizan mediante un complejo y poderoso sistema hidráulico.

Carro de alas

Para la construcción de la segunda fase del viaducto (ambas alas y jabalcones) se emplea un carro de alas. Este carro se apoya y se desplaza sobre el cajón del viaducto, ya hormigonado y tesado anteriormente, mediante unos railes que se instalan de manera temporal. El carro se desplaza hasta la sección a construir, se cierra abatiendo sus alas de arriba hacia abajo, se posiciona en cota y se fija bien al cajón para poder comenzar, a continuación, las labores de ferrallado y hormigonado de las alas. Los jabalcones se ferrallan y hormigonan por separado, en formeros especiales diseñados para tal fin, y se colocan en su posición definitiva, sostenidos por el carro de alas, antes del hormigonado de las alas del tablero para que la unión jabalcón-ala sea monolítica.

Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido