Unicaja mejora su beneficio un 15% hasta junio y lo sitúa en 70 millones

La entidad financiera aumenta su solvencia hasta el 19,2% de CET1
sede de unicaja banco
Al cierre del primer semestre de 2021, el Grupo Unicaja Banco ha reforzado sustancialmente su situación de solvencia.

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 70 millones de euros en el primer semestre del presente ejercicio, lo que supone un aumento del 15% respecto a junio de 2020, y dicho resultado se produce a pesar de las nuevas dotaciones extraordinarias realizadas por la situación derivada del COVID-19, en un semestre en el que la entidad ha reforzado su ratio de solvencia CET-1 en 3,3 puntos porcentuales (p.p.) hasta el 19,2% y la de capital total en 3,7 p.p. hasta el 21,0%. Este aumento en el nivel de solvencia se produce tras recibir con anterioridad al cierre de junio la autorización por parte de las autoridades supervisoras, que le permite aplicar modelos internos A-IRB en la determinación de los requerimientos de capital regulatorio.

Este incremento de las ratios de capital, junto con los 236 millones de euros de dotaciones extraordinarias realizadas desde el inicio de la pandemia, que han permitido mejorar las coberturas 8,1 puntos porcentuales, son una parte relevante de la trayectoria con la que Unicaja Banco ha afrontado una etapa marcada por la incidencia de la crisis sanitaria, y que se resume en una situación de enorme fortaleza para abordar la esperada recuperación económica y la integración de Liberbank.

Mejora del capital

Adicionalmente a la mejora del capital, las principales claves de los resultados de Unicaja Banco en el primer semestre han sido: la mejora de la rentabilidad del negocio básico; el crecimiento de la actividad de negocio; la reducción continuada de los gastos de explotación; la disminución de los activos no productivos, reforzando los altos niveles de coberturas, y las elevadas ratios de liquidez que la entidad mantiene. 

Al incremento de los resultados  ha contribuido el que Unicaja Banco ha sido capaz de mejorar su margen básico (margen de intereses + comisiones) un 5,1% en relación con el mismo período del ejercicio anterior. Dicha mejora se produce tanto en el margen de intereses (+2,8%) como en los ingresos por comisiones (+10,6%). Por otro lado, la contención de costes sigue siendo uno de los pilares de la gestión del banco, habiéndose reducido los gastos de explotación, en relación con el mismo período del ejercicio 2020, en 8 millones de euros (-2,7%). Todo ello ha llevado a la entidad a la mejora de su resultado básico (margen de intereses + comisiones – gastos de explotación) en un 27,3% en términos interanuales. 

Por otro lado, Unicaja Banco ha continuado reduciendo sus activos no productivos (NPAs) e incrementando al mismo tiempo el nivel de las coberturas en 4,4 puntos porcentuales en12 meses. Por último, la situación de liquidez continúa siendo holgada y manteniendo niveles elevados, situando la ratio Loan to Deposit (LTD) en el 64,2%, mientras que la aplicación de los modelos anteriormente indicada ha ampliado el exceso de capital total frente a los requerimientos SREP hasta los 1.664 millones de euros. 

La autorización a Unicaja Banco por parte de las autoridades supervisoras para la aplicación de modelos A-IRB responde a la solicitud realizada en enero de 2020 por Unicaja Banco sobre el cálculo del requerimiento de capital relativo al riesgo de crédito de determinadas carteras (minorista no pyme). Además, supone el primer hito de un camino que permitirá a Unicaja Banco solicitar la extensión de la aplicación de modelos internos a otras carteras y riesgos, optimizando de manera adicional su capital y la gestión de riesgos y pone de manifiesto también las capacidades de la entidad en el desarrollo de modelos internos y su aplicación en la gestión. Por último, la aplicación de dichos modelos permite al Grupo un incremento sustancial en sus ratios de capital, que, aplicando los modelos autorizados, sitúan la ratio CET-1 en el 19,2% y la de capital total en el 21%, con un incremento de 3,3 p.p y 3,7 p.p. con respecto al mismo cierre de 2020.

Mejora de la rentabilidad del negocio

El beneficio del semestre ha mejorado un 15% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior. La mejora de resultados se ha visto sustentada en la mejora de la aportación del negocio básico, la reducción de los costes de transformación y la reducción de las necesidades de saneamientos, a pesar de que Unicaja Banco ha continuado en el primer semestre fortaleciendo su buena posición de partida, realizando nuevas dotaciones extraordinarias por la situación COVID-19 (11 millones de euros en este segundo trimestre del ejercicio, para alcanzar 36 millones en 2021), orientadas a la cobertura adicional de los impactos que la evolución final de la pandemia pueda tener sobre su cartera de crédito. Con ello, el beneficio neto del semestre ha aumentado el 15% hasta 70 millones, y habría alcanzado sin las citadas provisiones extraordinarias 95 millones, lo que habría supuesto un ROE del 4,9%.

El primer factor que ha permitido la generación de resultados es la mejora del margen básico, que aumenta un 5,1% con respecto al mismo período de 2020.

En este sentido, el margen de intereses ha registrado un incremento interanual del 2,8%, con una mejora de los costes de financiación tanto minorista como mayorista. Por otro lado, cabe destacar también la mejora, en el segundo trimestre de 2021, del margen de clientes de las nuevas operaciones realizadas.

Adicionalmente, los ingresos por comisiones registran un incremento interanual del 10,6%, impulsadas por el aumento de los ingresos por servicios de cobros y pagos, así como de las comisiones por servicios de valores y productos financieros no bancarios, impulsadas por la evolución de los fondos de inversión. 

Otro factor fundamental de la gestión del semestre ha sido la continuación de la política de contención y reducción de los gastos de explotación, fortalecida desde el comienzo de la pandemia, habiéndose conseguido reducirlos en los últimos 12 meses un 2,7%. Con todo ello, el resultado básico de la entidad ha crecido un 27,3% en ese período, pasando de 102 millones en el primer semestre de 2020 a 130 millones en el mismo margen temporal de 2021.

Impulso a la actividad comercial

La actividad comercial del grupo continúa mejorando trimestre a trimestre desde la irrupción de la pandemia. En este sentido, destaca el aumento registrado en este semestre, comparado con la última mitad de 2020, en la formalización de nuevas operaciones de préstamos, del 96% en el sector privado: tanto en particulares, donde con un aumento del 55%, se alcanzan niveles de producción semestral máximos de los últimos dos años, como en empresas, con un crecimiento del 149% sobre la producción del segundo semestre de 2020. Este aumento de la producción ha permitido registrar un incremento neto (2,3%) en el saldo de crédito no dudoso (performing) del sector privado con respecto al cierre de 2020, mientras que el total crédito no dudoso a clientes ha crecido un 2,2% con respecto al cierre de 2020. 

Por otro lado, los recursos de clientes han registrado un nuevo incremento, del 2,1%,  en el segundo trimestre de 2021, lo que ha elevado la variación interanual al 7,5%. Los aumentos se producen tanto en los depósitos en balance (1,8% en el trimestre y 6,9% interanual) como en los captados mediante productos de fuera de balance y seguros (3,4% en el trimestre y 9,5% interanual). Por productos, destacan los aumentos en Administraciones públicas (18,4% en el trimestre y 39,3% interanual), en las cuentas a la vista del sector privado (1,5% en el trimestre y 11,0% interanual) y en fondos de inversión (4,1% en el trimestre y 17,0% en el conjunto de los doce últimos meses).

“Altos niveles de solvencia y holgada liquidez”

Al cierre del primer semestre de 2021, el Grupo Unicaja Banco ha reforzado sustancialmente su situación de solvencia, tras la implementación de los modelos A-IRB (ver página 2), presentando una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET-1) del 19,2%, y de capital total del 21,0%, situadas ambas entre las más elevadas del sector, y con un incremento en relación con el mismo período del ejercicio anterior de 3,3 p.p. y 3,7 p.p., respectivamente. Esto tiene como consecuencia un incremento del exceso sobre los requerimientos SREP de capital total hasta los 1.664 millones de euros. 

Los positivos niveles de cobertura, de solvencia y de calidad del balance se reflejan, asimismo, a través de una nueva mejora de la ratio Texas (indicador que mide el porcentaje que representan los activos dudosos y adjudicados respecto del agregado de capital y provisiones de dudosos y adjudicados), que se sitúa a finales de junio de 2021 en el 40,2%, mejorando 4,9 puntos porcentuales en términos interanuales.

Por otro lado, Unicaja Banco mantiene unos sólidos niveles de liquidez, así como un elevado grado de autonomía financiera. En este sentido, los activos líquidos disponibles (deuda pública en su mayor parte) y descontables en el BCE, netos de los activos utilizados, se elevan, a junio de 2021, a 17.091 millones de euros, lo que representa un 25,8% sobre el balance total del Grupo. Asimismo, los recursos de clientes con los que se financia la entidad superan ampliamente su inversión crediticia, como refleja la relación de los créditos sobre los depósitos (Loan to Deposit, LTD), que se sitúa en el 64,2%. Por último, la ratio regulatoria LCR, que mide el volumen de activos líquidos disponibles que tiene la entidad, sobre las salidas netas de fondos de los próximos 30 días, se sitúa a junio de 2021 en el 310%, equivalente a más de tres veces el límite regulatorio, establecido en el 100%. 

Próxima culminación del proceso de fusión

El proceso de fusión con Liberbank ha continuado avanzando, dentro del calendario previsto, tras el cierre de junio al haber recibido las autorizaciones regulatorias preceptivas, y está próximo a su terminación ya que, habiéndose otorgado la escritura de fusión el día 26 de julio, está previsto que la fusión quede completada antes de finalizar este mes con la inscripción en el Registro Mercantil.

Impulso de la banca digital

Durante el segundo trimestre de 2021, Unicaja Banco ha continuado trabajando dentro de sus planes de transformación y de dinamización comercial, que se focalizan en la atención dirigida al cliente.

El número de clientes digitales (web y app) a finales del primer semestre de 2021 ha representado un 54,3% del total. Respecto a los canales empleados por los clientes, del conjunto de las transacciones financieras y consultas registradas, el mayor peso corresponde a las transacciones digitales, tanto por web como por aplicación móvil (61% del total), el 19% tuvo lugar a través de TPV, el 15% en oficinas y el 5% en cajeros automáticos.

A cierre de junio, las conexiones totales de clientes en los canales digitales para el primer semestre del año aumentaron un 22% respecto al mismo período de 2020. En cuanto a las operaciones totales, crecieron un 44% en comparación con los primeros seis meses del año pasado, siendo el móvil el canal con mayor crecimiento (61%). Los importes totales transaccionados en canales digitales aumentaron un 7% respecto al mismo período del año anterior, con un incremento del 52% a través del móvil.

Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido