Caja España-Duero celebra su Asamblea Extraordinaria

El Banco de España urge asentar la reordenación de las entidades de ahorro para la recuperación de la economía

Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, Caja de Ahorros y Monte de Piedad, entidad de ahorro resultante de la fusión entre Caja España y Caja Duero, celebrará una asamblea general extraordinaria el jueves 28 de octubre, según recoge el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl). Entre los principales puntos del orden del día figura la determinación de la remuneración del presidente del Consejo de Administración y la consiguiente adaptación del artículo 15 de los estatutos y el acuerdo, si procede, de emisión de participaciones preferentes del fondo de reestructuración ordenada bancaria (FROB).

También está prevista la toma de posesión de los consejeros generales, la elección de vocal del Consejo de Administración, el informe del presidente y la ratificación del nombramiento del director general, al que seguirá su informe. Otro de los puntos del orden del día de esa Asamblea General Extraordinaria será la autorización al Consejo de Administración, en su caso, para la emisión de instrumentos financieros, además de la adecuación de Estatutos y del Reglamento para la elección y designación de los miembros de los Órganos de Gobierno.

De forma paralela, Caja de Ahorros y Monte de Piedad del Círculo Católico de Obreros de Burgos ha convocado otra Asamblea General Extraordinaria, para este mismo día, con objeto de aprobar el proyecto de integración mediante la constitución de un Sistema Institucional de Protección (SIP) entre esta entidad y Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón y Monte de Piedad y Caja General de Ahorros de Badajoz, por el que se creará el grupo económico consolidable Grupo denominado ‘Caja3’ o cualquier otra posible denominación. 

Según el anuncio publicado en el Bocyl, los miembros de la asamblea tendrán a su disposición información suficiente relacionada con los temas a tratar y derecho a examinar los documentos que han de ser sometidos a la aprobación de la Asamblea, en particular, el proyecto de integración en el SIP, el informe de administradores y el informe de los expertos independientes sobre esta fórmula, además de las cuentas anuales y el informe de gestión de los tres últimos ejercicios de cada una de las cajas participantes en la integración, con los correspondientes informes de los auditores de cuentas y los estatutos vigentes de cada una.

Reestructuración imprescindible

Por su parte, el Banco de España reclamó que se asiente la reestructuración de las cajas de ahorros como elemento imprescindible para que los inversores recuperen plenamente la confianza en el sistema financiero español y la economía retorne a la senda de crecimiento. En su último Informe de Estabilidad Financiera, el Banco de España afirma que “afianzar la mejora observada en la confianza de los inversores sobre el sector bancario español exige asentar la reestructuración que se ha puesto en marcha en el sector de las cajas”.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez también considera que, además de avanzar en la reestructuración de las cajas, para la recuperación económica resulta esencial llevar a término las reformas estructurales y el programa de consolidación fiscal. “Todas ellas son cuestiones necesarias para que la economía española recupere plenamente la confianza de los inversores internacionales y para que la economía española retome de nuevo una senda de crecimiento”, aseguró. “Mientras no se den estas condiciones, persistirán elementos de presión para el sector bancario”, avisó.

El mensaje del Banco de España coincide con el que lanzó Emilio Botín, presidente del Banco Santander, para quien la reestructuración de las cajas no va a la velocidad adecuada y es necesario profundizar en las reformas estructurales para que la recuperación económica cobre vigor. Ángel Cano, consejero delegado de BBVA, también considera que las cajas de ahorros no están acometiendo su reestructuración tan rápido como el sector financiero esperaba. De un total de 45 cajas de ahorros, 40 están inmersas en trece procesos de integración articulados a través de diferentes formas jurídicas, ya sean fusiones tradicionales o Sistemas Institucionales de Protección (SIP), lo que significa un 94% de los activos del sector. De éstos, ocho procesos han solicitado apoyos financieros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancario (FROB) por un montante total de 10.581 millones de euros, ayudas que se materializan en su totalidad en la suscripción de participaciones preferentes reembolsables a un plazo de cinco años y con una retribución mínima anual del 7,75%.

Europa Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido