Castilla Termal, pionera en el uso de gel, crema corporal y champú solido en sus establecimientos para reducir el uso de plásticos

La cadena hotelera desarrolla un proyecto para la reutilización de las pastillas de jabón de manos
Productos naturales de Castilla Termal.
Productos naturales de Castilla Termal.

El pasado mes de abril, el conocido portal de reservas Booking.com realizó un estudio en el que el 85% de los viajeros españoles asegura que, una vez que saben que un alojamiento es ecológico, es más probable que lo reserven, aunque ello implicara un desembolso un poco más elevado. Algo está cambiando en la conciencia de los consumidores en este ámbito, y así lo perciben en Castilla Termal, la cadena de hoteles balneario presidida por Roberto García, “que lleva la sostenibilidad en su ADN”, como explica Silvia González, directora de Marketing y Comunicación de la compañía familiar.

“Hemos constituido un Comité de Sostenibilidad, que se reúne periódicamente para revisar todos los procesos que realizamos en nuestra actividad y ver en qué se puede mejorar, departamento por departamento. Damos una vuelta de tuerca constante a todo nuestro trabajo”, enfatiza.

Sin ‘packaging’

Esta afirmación va más allá de una declaración de intenciones. Prueba de ello es que Castilla Termal es la primera cadena hotelera que ha desarrollado una línea de cosmética en seco, que puede encontrarse en sus establecimientos desde junio. Imagine el gel, champú o crema corporal que suele tener a su disposición en el baño de los hoteles en los que pernocta, pero en formato sólido, como una pastilla, sin más packaging que una banda de papel.

La directora de Marketing y Comunicación de la compañía detalla que se encuentran inmersos en un proceso de continua transformación en el campo de la sostenibilidad, que comprende muchísimas acciones, desde que sus hoteles se autoabastezcan con energías limpias, como el caso de la biomasa en el Hotel Monasterio de Valbuena  en la Ribera del Duero vallisoletana u Olmedo (Valladolid), hasta suprimir los botes de plástico de sus amenities o que las zapatillas que se ofrecen a los clientes no lleven packaging.

“Desde 2018 hemos implantado una política de eliminación de plásticos de un sólo uso. Esta medida ha supuesto un incremento de coste de hasta el 70% en algunas partidas, por la sustitución de materiales de fabricación o embalaje. Además requiere que impliquemos a la plantilla y que eduquemos a nuestros clientes, explicándoles qué estamos haciendo y por qué”, explica la ejecutiva.

Concienciación

No obstante, González asegura que el cliente internacional está muy concienciado con la sostenibilidad y el nacional cada vez más. “Nadie se ha quejado por encontrarse las zapatillas en la habitación sin su correspondiente packaging, o porque los geles o champús ahora se ubiquen en dispensadores. Explicamos las razones y tras realizar encuestas de percepción del cliente pudimos apreciar que casi el 100% de los clientes lo ve con buenos ojos”.

Uno de los últimos proyectos de la compañía en el ámbito de la sostenibilidad tiene que ver con la reutilización de las pastillas de jabón de manos de sus hoteles, como explica la responsable de Marketing y Comunicación: “Nos dimos cuenta de que más de un 82% de cada pastilla quedaba sin usar, así que nos pusimos manos a la obra para darle vida útil a ese producto y que no acabase en la basura”.

Reciclaje de jabón

El resultado, dentro de su proyecto de economía circular, es un cambio en el ciclo de vida de sus residuos de jabón y los reutiliza de una forma solidaria. Recupera, recicla y reutiliza todas las pastillas de jabón usadas que dejan sus huéspedes en las habitaciones con el objetivo de reducir el desecho a cero. Desde su puesta en marcha hace 3 meses, se ha conseguido recoger y reciclar más de 80 kilogramos de pastillas de jabón usadas.

Para el reciclaje cuentan con la Fundación Intras, que ha creado un taller de transformación de jabón en el que hay ocupadas cuatro personas. Además todos los jabones reciclados se están donando a personas sin recursos de Valladolid para ayudarles a cubrir sus necesidades de higiene. Los dos primeros meses se han entregado 250 pastillas de jabón de glicerina a estas personas sin hogar, a viviendas sociales de la Fundación Intras y a personas sin recursos que acuden a la Asociación Asalvo.

Cepillos de dientes de bambú

Pero hay más: cepillos de dientes y maquinillas de afeitar de bambú, peines de madera, iluminación led en todos sus hoteles, plantas de compostaje y reutilización de basura orgánica como abono en viñedos y huerto ecológico, consumo de muchos productos de kilómetro 0 de productores y artesanos del entorno de los hoteles, tomas para recarga de vehículos eléctricos en sus establecimientos o reutilización del agua de las piscinas que debe renovarse para utilizar en las cisternas de los baños. “El objetivo final es que el cliente cause el menor impacto posible en el entorno, y de hecho tenemos un consumo energético por persona muy reducido”, detalla González.

Asimismo, el 98% de los trabajadores de sus hoteles procede del entorno en el que se ubican y la empresa prioriza en los programas de prácticas y formación la participación de mujeres y personas del ámbito rural. “Creemos en esta forma de hacer las cosas y apostamos por ello. Ya no nos podemos permitir trabajar de otro modo”, sostiene la responsable de Marketing y Comunicación de Castilla Termal.

300.000 envases de plástico menos

Castilla Termal dispone de cosmética sólida, como crema corporal, champú y jabón corporal en pastilla para eliminar todos los envases de plástico de las habitaciones. Una solución disruptiva en hostelería. Se trata de la cosmética natural y artesanal. En su elaboración se utilizan únicamente aceites vegetales 100% naturales y obtenidos por primera presión en frío, asegurando así que mantienen todas sus propiedades, a lo que se añaden los beneficios del agua termal del Manantial de Sancti Spiritus, en Olmedo (Valladolid).

En todas sus duchas se han sustituido también los botes de gel y champú por dispensadores de 330 mililitros. EL contenido ha sido formulado igualmente con la base del agua termal del manantial de Sancti Spiritus, que cuenta con propiedades específicas para el cuidado de la piel. La característica más destacada del producto es la ausencia de colorantes, parabenos, siliconas y aceites minerales. Un producto muy cuidado en su fabricación por ser mucho más natural y responsable con el medio ambiente. Con estas medidas, los establecimientos de la cadena dejarán de consumir al año 300.000 envases de plástico.

Más información en el número de junio de la revista Castilla y León Económica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido