Switch Mobility impulsa a Castilla y León como potencia de la movilidad sostenible

Por Alberto Cagigas
Autobús de Switch Mobility en Valladolid
Autobús de Switch Mobility en Valladolid.

El pasado día 26 de enero por primera vez la Embajada de la República de la India conmemoró fuera de Madrid la entrada en vigor en 1950 de su Constitución; y la ciudad elegida fue Valladolid. 24 horas después, la compañía angloindia Switch Mobility anunció en la capital del Pisuerga la ubicación a 5 kilómetros de su Plaza Mayor de una fábrica y un centro de I+D+i para producir autobuses eléctricos y vehículos comerciales ligeros con una inversión de 100 millones durante la próxima década y la creación de 7.000 empleos directos e indirectos en Castilla y León, lo que constituye la mayor implantación industrial de este sector en nuestro país en los últimos años y la primera que realiza la citada multinacional en la Europa continental. Sin duda, la noticia empresarial de la década en estos pagos.

A Castilla y León no le ha tocado la lotería, sino que esta decisión estratégica de Switch Mobility, que cuenta con otras 2 factorías en Leeds (Reino Unido) y Chennai (La India), ha sido muy meditada. Imaginen a los directivos de la compañía, liderados por Andy Palmer, CEO de Switch (quien siendo vicepresidente ejecutivo de Nissan llegó a decir “Ávila la llevo en el corazón”, por lo que conoce bien el sector de la automoción en nuestra región) con el mapa de la UE desplegado en la sala de reuniones para elegir la ubicación de su próximo proyecto industrial para acceder al mercado comunitario. De ese vasto territorio compuesto por 27 Estados con una superficie de más de 4 millones de kilómetros cuadrados, el lugar seleccionado fue Valladolid, y por extensión Castilla y León.

Para ello, los ejecutivos del holding angloindio han tenido en cuenta “la riqueza de ingenieros altamente formados y la sólida cadena de suministros de Castilla y León, combinados con el deseo de España de ser líder en autobuses eléctricos”, según confesó el propio Palmer en la presentación de este plan, a lo que habría que añadir una privilegiada ubicación geográfica al estar cerca de Madrid y de su aeropuerto internacional; unas excelentes conexiones tanto por carretera como con el Tren de Alta Velocidad; una cultura de paz social; y una exitosa experiencia de colaboración entre las diferentes administraciones para facilitar la ejecución de planes industriales en esta actividad.

Sólida industria automotriz

Pese a las serias dificultades del sector automovilístico por la caída de ventas y por encontrarse en plena transformación de su modelo de negocio hacia la movilidad sostenible, Castilla y León mantiene una sólida industria automotriz basada tanto en las multinacionales (Renault, Iveco, Nissan, Michelin o Benteler) como en grupos de capital local (Antolín, Gestamp o Lingotes Especiales) que han creado un ecosistema competitivo a nivel internacional. A estas empresas hay que sumar la presencia de un dinámico cluster como Facyl, que el año pasado cumplió su 20 aniversario, centros tecnológicos como Cartif o Cidaut y la existencia de una excelente cantera de directivos de alto nivel, como lo demuestran los orígenes vallisoletanos de José Vicente de los Mozos, director general de Fabricación y Logística del Grupo Renault a nivel mundial y presidente de Renault España; María Paz Robina, directora general y presidenta de Michelin España Portugal; y Ángel Lagunilla, presidente de Iveco España y director global de Manufacturing de la compañía.

Exitosos empresarios locales con compañías internacionalizadas, multinacionales vinculadas con el territorio, talentosos ejecutivos, plantillas implicadas, instituciones públicas colaboradoras aunque sean de diferente signo político y centros tecnológicos han conseguido que Castilla y León ostente el liderazgo de capacidad industrial automovilística en España, que es el segundo productor de Europa y el octavo del mundo. Y esa competitividad hay que optimizarla día a día; recuerden que a mediados del pasado mes de diciembre, justo cuando Switch Mobility avanzó por primera vez su proyecto para Valladolid, Nissan fabricó su último vehículo en Barcelona tras más de 40 años de producción en la Zona Franca.

Por todas esas ventajas, los directivos de Switch seleccionaron Valladolid, a lo que habría que sumar el atractivo añadido de “su excelente vino y lechazo”, como resaltó una entusiasta Eva Driessen, presidenta de Switch Mobility Iberia, en la presentación de un proyecto que aspira a impulsar nuestra economía y mejorar la calidad de vida a través de la movilidad sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Primera Junta Directiva de EFCL.
Leer más

EFCL, 25 años de pasión

Por: Eduardo Estévez, director de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL)
Salamanca, 27 de junio de 1997, constitución de la asociación de Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL).…
Ir al contenido