Emprendedores de oro

Por: Carlos Martín Tobalina
De izquierda a derecha, Ignacio Coque y Javier Hernández Bello, fundadores de Cl
De izquierda a derecha, Ignacio Coque y Javier Hernández Bello, fundadores de Clínica Plenum.

Hace tiempo que no me asomo a este privilegiado balcón para hacer reflexiones sobre el tejido empresarial de nuestra comunidad autónoma u otras cuestiones de interés, actualidad o curiosidad, al menos para mí.
En esta ocasión, me gustaría contarles la historia empresarial de 2 emprendedores que comparten educación y formación en la Universidad de León, comparten trabajo como educadores en distintos centros docentes de Castilla y León, comparten una gran amistad y comparten una pasión sin límites por el deporte, pasión que se ha llegado a convertir en una maravillosa iniciativa empresarial desde hace ya 4 años.
Vamos por partes, ¿sabían ustedes que en una empresa de Castilla y León conviven 2 medallistas de oro (Campeones del Mundo) de baloncesto?.

Entre el Campeonato del Mundo de 2006 de Japón y el de 2019 de China, han pasado 13 años en los que Ignacio Coque y Javier Hernández Bello, 2 profesionales de la educación, 2 amigos y 2 innovadores en su campo, decidieron crear una empresa para poner en valor y aplicar todo el conocimiento que han venido desarrollando en el campo del deporte profesional de alto nivel, de máxima exigencia, a la actividad empresarial, a la creación de una empresa, Clínica Plenum, en cuya estrategia y cultura empresarial está el tratamiento individualizado de problemas físicos; y todo ello en la común idea de estos 2 profesionales de identificar la causa o conjunto de causas que generan estos problemas al ciudadano, al cliente, al paciente, o como quieran que los llamen en esta clínica.

Reto

Para ambos, el reto suponía desde un inicio tratar de convertir en un proyecto empresarial el conocimiento atesorado durante años de análisis, investigación y aplicación de nuevas técnicas a deportistas de altísimo nivel. Si la solución es favorable para el entorno más exigente, se puede, se debe aplicar en el ciudadano convencional, en el runner, en el deportista ocasional, en los deportistas más jóvenes o en los ciudadanos que sin practicar ningún deporte, sufren dolencias o lesiones a tratar de forma individualizada.

Estos métodos, de extraordinario potencial para empresas e industrias en un futuro inmediato, son cada vez más utilizados por multinacionales que ven que un servicio de adaptación y readaptación física del trabajador al puesto de trabajo redundará en más productividad y en mayor calidad de vida.

Dificultades

El proyecto empresarial de Javier e Ignacio, como cualquier otro, no ha estado exento de dificultades. Un modelo de negocio inicial basado en la autofinanciación de todo el proyecto, unos riesgos a los que se enfrentaban como emprendedores noveles: la financiación necesaria para el proyecto, las inversiones fundamentales para la clínica, el diseño de un modelo de negocio diferenciado y la gestión del mismo, exige de mucho esfuerzo y de muchas horas de insomnio, algo que no extraña a ninguno de los empresarios o emprendedores que lea esta reflexión.

Pero ambos profesionales, exigentes en su campo de actividad, innovadores como ninguno en su entorno y excelentes en el servicio a propiciar al cliente, han centrado todo su esfuerzo en lograr un equipo humano de profesionales para su empresa de gran calidad, profesionales jóvenes y comprometidos con su idea de servicio (negocio).

Emprendedores, innovadores, investigadores, altamente formados, con éxito en su actividad docente, y con una enorme pasión por su trabajo y por la gente, son los ingredientes esenciales para impulsar un proyecto como el que nuestros dos protagonistas hacen en la Clínica Plenum. Entre la foto de hace 13 años de Ignacio Coque abrazando a Pau Gasol y la de hace unos pocos días de Javier (Hernandez) Bello trabajando con Ricky Rubio antes de la final del Mundial, hay muchas horas de dedicación a tantos y tantos pacientes castellanos y leoneses; y si me permiten añadir, la sencillez y humanidad con la que desempeñan estos servicios son también base del éxito humano que han sabido inculcar a todo su equipo de profesionales en su aventura empresarial. 

1 comentario

  1. Un ejemplo de la puesta en valor de la experiencia y conocimiento a un modelo de negocio actual y con un gran potencial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Leer más

Una coyuntura crucial

Por: Alberto Cagigas
Uno tiene la sensación de que nos encontramos en un punto de inflexión tanto histórico como económico que…
Camino empedrado.
Leer más

Más piedras en el camino

Por: Alberto Cagigas
Llega el último cuatrimestre de 2021, y aunque la amenaza de la pandemia remite con mayor lentitud de…
Ir al contenido