La sociedad civil impulsa la actividad empresarial

Por: Alberto Cagigas
Muchos expertos defienden que un pueblo es más desarrollado cuanto más important
Muchos expertos defienden que un pueblo es más desarrollado cuanto más importante y activa es su sociedad civil, mientras que se condena al fracaso si permanece anestesiado al confiar sólo en la acción de los gobernantes.

En estos tiempos alocados, donde en pocos días hemos visto cómo la mayor potencia del mundo impulsora de la globalización económica durante décadas empezaba a aplicar medidas proteccionistas que cambian las reglas de juego de los mercados internacionales, cómo un presidente de Gobierno era expulsado con una moción de censura diseñada por un partido político en clara minoría en el parlamento, cómo un seleccionador de fútbol era despedido en vísperas de un Campeonato del Mundo y cómo por primera vez en su casi centenaria historia era cesado el presidente de unos grandes almacenes que son toda una institución en España, todavía quedan ciudadanos con valentía y fuerzas para dinamizar la economía de unos territorios empobrecidos.

Me estoy refiriendo a Zamora 10 y Plataforma Palencia. Esas iniciativas surgidas de la sociedad civil demuestran que una parte de la población no está aborregada, no deja sólo en manos de los gobernantes el desarrollo de una provincia y no se conforma con reivindicaciones plañideras, sino que apuesta por dedicar tiempo y esfuerzo para generar actividad empresarial.

Zamora 10 está lanzada por un grupo de empresarios, profesionales liberales y ciudadanos que empezó a organizar reuniones para estudiar alternativas con el fin de frenar la progresiva despoblación (según un estudio Zamora perderá el 27% de la población entre 1998 y 2031), evitar la fuga de talento y detener la paulatina decadencia económica y empresarial. Parecidos orígenes y objetivos tiene Plataforma Palencia, promovida por una veintena de socios con negocios y presencia en Madrid y en la citada provincia, con el propósito de apoyar la creación de empresas y la captación de inversiones en este territorio a través de incentivos, financiación y mentoring y acompañamiento a los emprendedores.

Proyectos realistas

Hartos de programas y planes políticos de dudosa eficacia, dados los paupérrimos resultados obtenidos, son iniciativas impulsadas por personas que saben lo que es gestionar un negocio y pagar una nómina. Gente que compite cada día en un exigente mercado, por lo que apuestan por proyectos realistas, nada de brindis al sol.

Muchos expertos defienden que un pueblo es más desarrollado cuanto más importante y activa es su sociedad civil, mientras que se condena al fracaso si permanece anestesiado al confiar sólo en la acción de los gobernantes. Por eso, uno de los hechos más destacados de los últimos años, tal vez como consecuencia de la pasada crisis, es que en menor o mayor medida se han creado agrupaciones promovidas por empresarios, directivos y profesionales para generar mayor actividad económica. Aparte de los casos citados, existen otros ejemplos como las fundaciones Execyl e Iniciador, el Club de Empresarios, Directivos y Emprendedores (CEDE), Empresa Familiar de Castilla y León (EFCL), Asociación de Empresas Educa o la Asociación de Iniciativas Empresariales. Ojalá en el futuro surjan más propuestas similares, porque como dice Fernando Sabater en uno de sus aclamados libros, “la sociedad nos sirve, pero también hay que servirla: está a mi servicio, pero sólo en la medida en que yo me resigne a ponerme al suyo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre la protección de datos:
· Responsable de los datos: Ediciones La Meseta, S.L.
· Finalidad: Enviar un comentario
· Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar o suprimir los datos, así como otros derechos como es explica en la política de privacidad.
· Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí.

Noticias relacionadas

Ir al contenido